Carlos Sahagún Poesías Completas (1957-2000)
















CARLOS SAHAGÚN
Poesías completas (1957-2000)
Renacimiento, Sevilla, 2016

Cuando la moda es publicar poemas cuanto antes y como sea, resulta singular que un poeta haya mantenido su creación lejos de la imprenta durante más de treinta y cinco años. Duele que vencida esa reticencia, estuviera preparando sus obras completas cuando murió, a finales del verano pasado.
Claro que el alicantino de Onil Carlos Sahagún (1938-2015) no necesitaba someter su escritura al contraste con los lectores. Con 19 años había ganado el Adonáis por Profecías del agua (1958) y también obtuvo Nacional de Poesía por su último libro exento hasta la fecha Primer y ultimo oficio (1979). Formaba parte con pleno derecho de los nombres reconocidos de la Generación del 50. En fin que era un poeta admirado y querido que prefirió aplicarse públicamente a su oficio de profesor y de inspector y a sus aficiones de bibliófilo, mientras reservaba en el cajón lo que iba escribiendo. De hecho compartía con quien quisiera escucharle que se había retirado de escribir en el año 2000. En su obra definitiva, Poesías completas 1957-2000, elimina un libro adolescente previo al Adonáis y muchas de las piezas que hubieran compuesto su poemario póstumo, al que también retiró el título de El lugar de los pájaros. Finalmente solo salvó 28 poemas que no habían aparecido nunca en libro, aunque circula por Youtube un vídeo en el que lee dos de ellos, Ruiseñor y Víspera. Poemas intensos por otra parte, que destilan lo más depurado de su creación, como no podría ser de otro modo tras una contención tan prolongada en un poeta de tanto oficio. Porque ya su precoz Profecías del agua es un libro torrencial, en el que el automatismo fluye con reveladora riqueza: «vista de lejos, ay, era la vida / bella como un naranjo con naranjas». Se centró después en los recuerdos de infancia y las sordideces de la guerra y la posguerra, ceñido en un corsé formal del que se fue liberando poco a poco hasta Primer y último oficio: «todo está decididamente en orden / menos mi propia vida». Se echa en falta más información bibliográfica y biográfica que envuelvan esta antología final, algo de información al menos, pero se agradece el rescate de un poeta necesario.

No hay comentarios: