Philip Larkin, Antología poética

PHILIP LARKIN
Antología poética
Edición de Damià Alou
Cátedra, Madrid, 2016
Hace poco más de un año que apareció la poesía reunida de Philip Larkin en una lujosa edición en Lumen. Parecía que ahí estaba todo Larkin en castellano, definitivamente, por lo que no esperábamos sorpresas. Sin embargo, echando la ojeada rutinaria en Librería Popular, me encuentro con una nueva antología firmada por Damià Alou, el mismo editor y co-traductor de la antología de Lumen.
En el prólogo, completo y a la vez accesible, el editor aclara que esta nueva selección es temática. Selecciona poemas de Larkin y los agrupa en once apartados, dos de los cuales son el propio poeta como personaje y su concepto de la poesía. Aunque Larkin debe ser el poeta inglés reciente más vertido al castellano, y más después de estas dos antologías casi seguidas, es interesante fijar su concepción de la escritura en unas cuantas citas: «La poesía es emocional en su naturaleza, y teatral en su funcionamiento, una hábil recreación de la emoción en la gente», resume Larkin. Y en otro momento añade: «Hace años llegué a la conclusión de que escribir un poema es construir un mecanismo verbal que preserve una experiencia de manera indefinida al reproducirla en todo aquel que leyera el poema». Su inmersión total en las cosas cotidianas, su coherencia, la mezcla de oralidad y de estructura muy trabajada quedan bien definidas. El libro se lee con un dedo en el prólogo y el otro en la segunda parte, compuesta por esos poemas escogidos que van ilustrando lo que el editor nos describe. Alou anuncia también que esta edición introduce veinte poemas hasta la fecha inéditos en castellano, un añadido sobre la de Lumen, donde solo aparecían seis no incluidos en ningún libro. Sin embargo, observamos que varios de los que Alou clasifica como inéditos, entre ellos «Lo que hacemos cada día», «Prolongada infancia» o «Amor de nuevo» ya fueron incluidos por Valentín Carcelén en Philip Larkin Poemas sueltos (1995). Con la ventaja de que además aparecían acompañados del original, lo que se echa en falta en la edición de Alou, sobre todo para poder cotejar las piezas donde ha intentado reproducir la rima en la versión al castellano, a veces muy forzada.